Desvalijan sede del Sindicato de Panificadores y destruyen muebles

La sede del Sindicato de Panificadores, ubicada en calle Vicuña de la ciudad de La Serena sufrió no solo el robo de dinero, sino que también destruyeron parte de su patrimonio histórico.

Presidente de la organización sostuvo que les habían hecho un gran daño, no solo por los recursos económicos que se llevaron, un poco más de medio millón de pesos, sino que hubo daño al patrimonio y los afecta porque es un gremio al que le ha costado tener sus cosas.

Molestia e impotencia había entre los panificadores de La Serena, luego que desconocidos desvalijaran su sede social, destruyeran lo que encontraron a su paso y se llevaran 600 mil pesos de la caja que maneja el gremio.

Aliro Chamorro, presidente del Sindicato Regional de Trabajadores Panificadores, lamentó lo ocurrido y dijo que habían hecho las denuncias pertinentes para que se investigue y se dé con los autores del delito.

El gremio tiene una larga historia, puesto que fue fundado el 17 de octubre de 1928 y durante décadas ha luchado por el bienestar de los panificadores de la zona.

La sede social se encuentra ubicada en calle Vicuña de La Serena, a pasos de la Avenida Francisco de Aguirre y según su presidente, al llegar a la sede durante la mañana de ayer, “encontré todo revuelto, desordenado y destruido, incluso teníamos una caja chica con 600 mil pesos que desapareció”.

Chamorro explicó que con esto los delincuentes les provocaban un tremendo daño. “Destruyeron todo lo que teníamos en nuestra oficina y también en el salón donde realizamos las reuniones, destruyeron incluso los galvanos de reconocimiento que nos han hecho organizaciones de trabajadores, la Dirección del Trabajo y otras organizaciones sociales.

Para nosotros esto es alarmante, porque si fuimos afectados nosotros hoy, que no le hacemos daño a nadie, le puede suceder a otras organizaciones de trabajadores”.

 

Las sospechas

Consultado si había alguien que tuviera motivos para provocarles un daño de esa naturaleza, el dirigente sindical sostuvo que desconocen los motivos, pero que tienen sospechas sobre algunas personas, especialmente sobre una pareja a la cual le arrendaban una de las dependencias del segundo piso, donde vivían, con quienes habían tenido algunos problemas ya que desde el mes de noviembre les estaban solicitando que desalojaran el recinto.

Aunque dijo que no podía asegurar nada, entregaron los antecedentes tanto a la policía como a la Fiscalía con el objeto de que se investiguen los hechos. “Tenemos sospechas, porque a esta pareja le veníamos pidiendo que desalojaran la propiedad y ayer los vecinos vieron que ya estaban sacando las últimas cosas para irse y es probable que como represalia hayan hecho estas acciones, por eso pensamos que fueron ellos”.

Aliro Chamorro dijo que tiene dichas sospechas porque para ingresar a la sede de los panificadores no violentaron ni puertas ni ventanas y precisamente estos arrendatarios que ellos tenían contaban con llaves de la sede social.

 

El daño

Más adelante el dirigente señala que el daño económico quizás no es tan grande, porque se llevaron unos 600 mil pesos en dinero efectivo, pero que el daño que le hacían a la institución, a la documentación histórica era invaluable, ya que “dañaron la documentación de la historia de la organización de los panificadores, ese daño es mucho más grande, es por eso que no vamos a dejar esto así o que quede solo dentro de la organización, lo hacemos público porque esto es una cosa que no tiene nombre”, cerró.

 

 

 

FUENTE:  DIARIO EL DIA